Gracias por vustra ayuda incondicional

No os voy a olvidar nunca.

Aún no me creo que me vaya, pues he pasado momentos malos, pero estaba comenzando a sentirme bien a vuestro lado. Y me duele irme.

Ojalá sea para mejor, porque es muy difícil dejar a personas que quieres, como si fuerais mi familia.

Quiero ir hacia adelante pero duele, porque a pesar de como a veces me he portado, no era yo… ahora vuelvo en si y me duele tener que dejaros.

Deseo que a todas se nos cumplan nuestros sueños. La mente i el corazón no olvida todo lo que habéis hecho por mi durante mi estancia.

Os quiero mucho.

Usuaria del Servei d’Acollida D’urgència